Infierno

 

Ornella Lorca

 

Soy huérfana de padre y madre,

tengo el alma quebrada y el vientre envenenado,

en mis costillas tengo un muerto

que camina sin raíces, sin nacimiento.

¡Este es el infierno!

Bienvenidos a la creación…

al sueño prometido de la felicidad,

así te deja el desafío:

sin piernas y con hambre en la mirada.

Hagamos un brindis por el verso nuevo,

bebe todas las palabras

para que engordes la brocha

y vomita el vino que nació en la última gota.

Es el gobierno del silencio

soy apta para cargos públicos,

es la época del silencio,

a los animales no les crece pelo

se les acortó la lengua, pero se les agrandó el alma.

Es la estación del silencio

y escribo cartas con lenguaje no verbal

dialogo a garabatos contigo

mientras sonríes como un caballero.

Es tiempo en el silencio,

palabras rojas en una pared blanca

palabras negras saltando por tu ventana.

Nací muerta desde el primer suspiro

y con un puño entre los dientes.

Tengo el rechazo más allá de la conciencia,

Y en la carne…

la llave del hogar al que no volví.

 

Descargar PDF

Top