Entrevista al Proyecto Ofrendas fotográficas femicidio en Chile:

Al sur de Todo, conversó con dos fotógrafas y artistas, integrantes del proyecto ofrendas fotográficas contra el femicidio Chile. Proyecto que busca ser una instancia que visibilice la violencia contra la mujer, dando cuerpo a un archivo visual, que desde la fractura de la apariencia, haga resurgir estas historias de violencia que exceden todo marco de comprensión. Esta muestra itinerante se presentó en Copiapó prontamente se estrenará en Villa Grimaldi en la ciudad de Santiago. En marzo del 2016 se traslada a la ciudad de Concepción. Los dejamos, con  la entrevista, algunas fotografías del proyecto y el texto de presentación de ofrendas, realizado por Mane Adaro.

Entrevista:

1.  Me gustaría se pudieran presentar

R: Primero que todo agradecerles por esta nota y darnos un espacio en vuestra página web, somos Gabriela Rivera y Andrea Herrera fotógrafas y artistas visuales egresadas de la Universidad de Chile, trabajamos con temáticas que cuestionan las convenciones de género e identidad desde la autobiografía.

2. ¿Cómo fotógrafas, que las llevó a realizar este trabajo sobre el femicidio?

R: Nos conocimos hace dos años en FOCOM: Encuentro de Mujeres Fotógrafas organizado por el Colectivo Las Niñas (Santiago) y luego de variadas conversaciones, surge la idea, que mediante la fotografía que es nuestra herramienta de crítica podíamos visibilizar la problemática de la violencia hacia las mujeres en su expresión máxima que es el Femicidio.

3. Desde la óptica de la fotografía y el arte, y también como mujeres ¿Cómo problematizaron la intervención fotográfica del femicidio?

R: Cuando planeábamos como abordar el tema, decimos que invitaríamos a 10 fotógrafas chilenas: Macarena Peñaloza, Sumiko Muray, Pía Acuña, Marcela bruna, Jocelyn Rodríguez, Zaida González, Ximena Riffo, Mariana Gallardo y Kena Lorenzini a ser parte de él porque nos interesaba que fuéramos mujeres las que retratáramos este tema ya que todas hemos sufrido algún tipo de violencia por el sólo hecho de ser mujeres (acoso callejero, diferencias laborales, etc.), además de sentir necesario que fuera reflejado por mujeres creadoras de distintas generaciones.

Pensando en cómo dar visibilidad a este problema que va en incremento en nuestro país y que muchas veces queda impune, decidimos incluir en paralelo a la producción fotográfica al realizar el taller TAF! (Taller de Acción Fotográfica!) e invitamos a Oriana Eliçabe integrante del Colectivo EnMedio de España, quien viajó desde Barcelona para realizar un taller intensivo durante el mes de Junio, de lo cuál resultó la intervención “El dedo de Jara. Lo cambia todo”.

Recientemente inauguramos en la ciudad de Copiapó la muestra fotográfica del proyecto, con el afán de descentralizar las exhibiciones artísticas y comenzar nuestra itinerancia que llegará a las ciudades de Santiago (Villa Grimaldi 25 de Noviembre) – Concepción (Marzo 2016), además estamos invitadas a Curicó, San Antonio y España. En esta ocasión y en las futuras queremos asociarnos con agrupaciones de mujeres que trabajan en colectividad el tema de la violencia, trasmitirles la experiencia y herramientas del Taller TAF! y realizar en conjunto conversatorios y acciones en el espacio público.

4. ¿Cómo, en su trabajo, de reconstitución del femicidio a través de la fotografía, pudieron observar el cuerpo de las mujeres víctimas? ¿Qué las impactó más en este trabajo?

R: Ofrendas Fotográficas contra el Femicidio, es un proyecto que explora la violencia hacia las mujeres desde múltiples aristas, vemos el femicidio más profundamente como lo tipifica la ley, ya que según ésta en nuestro país es femicidio sólo cuando existe un vínculo amoroso entre víctima y victimario. Nosotras exploramos algunas de las causas que llevan a la muerte de las mujeres indirectamente, pero que son consecuencia de un acto de violencia misógino, algunos de ellos son el suicidio femicida, castigo femicida, muerte por aborto ilegal. De esta manera tenemos conciencia que el cuerpo de las mujeres asesinadas no son individuales sino parte de un tejido social que instala la violencia hacia las mujeres desde siglos de colonización e imposición de un estado patriarcal.

5. ¿Cuéntanos acerca de la finalidad, que como fotógrafas y artista, tienen acerca de este proyecto y otras intervenciones derivadas de éste como “el dedo de Jara”. ¿Qué impactos esperan generar?

R: Queremos poder instalar esta problemática en las artes visuales, en el campo de la fotografía que es en donde todas trabajamos y en la sociedad, demostrar que es un tema complejo en el que hay que reflexionar y conocer desde donde se instala, para poder revertir esta situación y como mujeres podamos tener la conciencia y el poder para que casos como éstos no sigan ocurriendo ni quedando en la impunidad.

Texto presentación Ofrendas fotográficas contra el femicidio.

 

“….emergen a pesar de todo en el siglo XVIII como colectivo. Y no por casualidad, sino porque todas las huellas no pudieron ser borradas, ni todos los rostros escondidos, ni todos los hechos ocultados”

Victoria Sau, (1986) Ser mujer: El fin de una imagen tradicional

Según las cifras de la Red Chilena contra la violencia doméstica y sexual, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o psicológica de parte de sus parejas o ex parejas, que las hace integrar posteriormente una larga lista de mujeres asesinadas dentro de un marco íntimo y doméstico conocido como femicidio. Contrariamente, esta realidad es un problema público, social y cultural que excede el ámbito relacional del cubículo hogareño, consignándolo como una relación de jerarquía y poder que se naturaliza e institucionaliza. Desde esta perspectiva, el proyecto  “Ofrendas fotográficas contra el femicidio”,  conformado por un grupo heterogéneo de 12 fotógrafas y activistas, investiga los distintos cruces y aspectos simbólicos que se dan en el vórtice de la cotidianidad, para tensionar, colocar en duda y visibilizar otra realidad que fomenta una violencia hacia las mujeres.

¿Cómo desarmar las sutiles apariencias que alimentan la violencia, su discurso inserto y expandido culturalmente? El grupo de trabajo indaga visualmente desde una temporalidad de la crisis y desde la praxis femenina, autobiográfica, incursionando en los intersticios y lenguajes culturales, produciendo una auscultación de las lógicas cotidianas.

A partir  de sus investigaciones- el archivo reciente de historias, la experiencia personal-cada una propone una mirada enfocada en la fragilidad de las distintas prácticas del poder para incursionar en los relatos jerárquicos de las relaciones personales y públicas que fomentan el poder y discriminación.

En el espacio de la exposición, se alternan los trabajos producidos fotográficamente con otras herramientas como video y audio, incluyendo lecturas documentales y construidas, con significados sensibles, incisivos y empoderados. La Ofrenda fotográfica es  en su sentido más amplio, una apertura tanto crítica como conceptual, una re-visitación desde la fractura de lo instalado y en apariencia  inamovible. Ofrendas fotográficas y críticas,  como archivo de necesarias subjetividades; archivo como nueva ubicación  y lectura.

Mane Adaro

Para mas información visitar: Facebook ofrendas

Top