Revista No. 10

Después de un largo receso, Al Sur De Todo se plantea como una posibilidad de reflexión crítica ante la relación género y salud desde distintas aristas, como agrupaciones fuera del alcance de la academia pero que han utilizado la investigación activista feminista de forma estratégica para repensar la psicoterapia grupal. En este punto, Carolina Lafuentes Leal, nos expone una vinculación entre investigación y activismo feminista. Asimismo, la autora plantea la importancia de la subjetividad en las terapias grupales, idea contrapuesta a la premisa convencional sobre la validez de una investigación, basada en datos duros, objetivables y rigurosos. Desde este último concepto, otro autor, Héctor Baz, propone problematizar sobre el rigor científico en estudios sobre minorías sexuales, es decir acerca de los métodos utilizados en la investigación social, cuyo afán siempre ha sido la búsqueda de certezas, ejecutadas como normas que debemos aceptar, interiorizar o en algunos casos seguir, hacer como si viviéramos una vida aparentemente aceptable. Es así como a estos rigurosos métodos y reglas, se contrapone un lenguaje difícilmente verbalizable en tecnicismos otorgados por ejemplo, por un sistema de salud pública que no nos ofrece herramientas, beneficios y oportunidades que garanticen el bien estar, sino que violenta en su más amplio sentido  nuestros cuerpos, patologiza el deseo que no se corresponde con la norma establecida e invisiviliza una dolencia con la impronta vergonzosa, que culpabiliza al paciente, sin ser visto como un ser humano.  Es la PRO salud, actuando  a través de una lengua impuesta, cuyo espectro de palabras suele ser limitado para lo que puede expresar nuestro de cuerpo, no solo mediante una representación estereotipada de lo que debemos ser, sino que como un texto que narra con cada movimiento perceptible y tácito diferentes realidades o contextos.

De esta manera, otros escritos abordan el tema de la sobrevivencia de las mujeres en una realidad hegemónica, como bien expresa la autora, Laura Vásquez Gómez, quien agrega que la figura de la mujer surge solamente cuando debe dar cuenta de su dolor experimentado  a lo largo de la historia. Desde esta última premisa, la violencia es un concepto igualmente analizado por otra autora, Lucía Nuñez Lodwick, quien reflexiona sobre los femicidios en ciudad Juárez, México, desde un análisis de la muerte de mujeres y otras áreas que permiten una política  de la memoria. También, Thelma Pérez nos entrega un interesante análisis respecto de la publicidad televisiva en México y su impronta en cuanto violencia simbólica sobre el “ser mujer”, en sus diversas representaciones que impactan tanto en la gramática corporal como en la subjetividad femenina. De modo paralelo y coherente con el sentido de este número, se encuentra el escrito de Anni Marcela Garzón Segura, quien revisa la construcción de la masculinidad y la feminidad hegemónicas, y sus efectos en la salud de hombres y mujeres.

Top